Publicado por Ana Lógica , viernes, 2 de julio de 2010 0:12

LLevaba unos días perdida, días en vano por Granada, entre cajas y con las paredes vacías. Empaquetando recuerdos, otros dejándolos olvidados... De mudanza de casa, corazón y cabeza.
Miraba por la terraza deseando escapar, a veces me contradecía, y no, no me quería ir; otras en cambio quería marcharme lejos, muy lejos...
Sentía como si me hubieran arrancado algo, y al llegar a casa, me di cuenta de porqué tenía las entrañas tan desconcertadas...





"Si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Serás para mí único en el mundo. Seré para ti único en el mundo..." ¡SIEMPRE LO SERÁS!

2 Response to " "

Edmundo Dantjavascript:void(0)és Says:

No te preocupes lo más mínimo, le dí el telefono de "La coco" y una nota de recomendación, seguro que ahora mismo estan las dos correteando por algún cesped y poniendose hasta arriba de comer.

Un abrazo fuerte fuerte.


Pd: y seguro que no esperan sin prisas

guillermohector Says:

La foto me ha recordado a la portada de "Odelay"...

Las mudanzas enseñan mucho.